Drones españoles para vigilar incendios y fronteras

Francisco Gayá (Madrid, 1952) no podía dejar de ver las noticias en el verano de 2006, incendio tras incendio. “Tanta desgracia tenía que tener una llamada a la acción”, se justifica. Así fue como este empresario, hasta entonces especializado en medios de comunicación y piloto aficionado, decidió montar Flightech Systems, la primera empresa española que ha fabricado un drone, avión no tripulado, para poder vigilar y monitorizar este tipo de emergencias.

Llamó a 21 amigos. 17 dijeron que sí. Desde entonces han sumado 27 accionistas para sumar 9 millones de euros y activar el proyecto. El modelo creado, Altea Eko, pesa 80 kilos, tiene autonomía para cuatro horas y media de vuelo y alcanza una velocidad de hasta 120 kilómetros por hora. Eso sí, no puede alejarse más de 100 kilómetros de su base. El camino no ha sido sencillo: “Rompimos y estrellamos muchos prototipos hasta dar con la mejor opción”. Aunque todavía no ha comenzado su actividad, este es el único modelo que cuenta con matrícula, imprescindible para poder volar, de la Agencia Estatal de Seguridad.

Siga leyendo la noticia en El País.

Drones españoles para vigilar incendios y fronteras
Etiquetas: